[D-100 Cobertura Especial] Kim Sung-hwan, Ministro de Asuntos Exteriores y Comercio, “Cumbre Nuclear : Más Allá de la Seguridad hacia la Paz”

Por Kim Sung-hwan

Decimos mucho que vivimos en una era de la incertidumbre. En esos momentos, es sensible que evadamos nuestro riesgos y preparemos para lo inesperado. Esto ha sido la tradición en la materia de seguridad por mucho tiempo y sólo se hizo más convincente tras los atentados de los terroristas en 9/11 el año 2001. El incidente dejó en claro que nada es inimaginable.

Esto también es relevante al peligro del terrorismo nuclear. Un terrorista con una bomba unclear podría desencadenar destrucción tan masiva que podría empequeñecer todos los actos terroristas pasados. En la actualidad, se estima que aproximadamente 1.600 toneladas de uranio altamente enriquecido y 500 toneladas de plutonio están almacenados en las ubicaciones repartidas por todo el mundo.

Es material nuclear suficiente para producir 126.500 armas nucleares. Según Base de Datos de Tráfico Ilícito de Drogas publicado por el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), más que 2.000 casos de tráfico ilícito, robo o pérdida de materiales nucleares y radiológicas se han reportado en todo el mundo desde 1993 a 2011, y 60 por ciento de ellos no han sido recuperados.

El Comisión 9/11 también informó sobre el deseo pasado de al-Qaida de adquirir materiales nucleares y se ha sabido que otros grupos terroristas como Aum Shinrikiyo intentaban a tener en sus manos los materiales nucleares.

Por lo tanto, cuando el presidente de EEUU, Barack Obama, expuso su visión para “el mundo sin armas nucleares” en Praga el 2009, él indicó correctamente que la seguridad nuclear es el primer paso y la fundación para realizar el objetivo final.

Por eso, la primera Cumbre de Seguridad Nuclear se celebró en Washington, D.C., el año pasado, en la que los 47 países y 3 orgainzaciones internacionales se reunieron para embarcarse en un esfuerzo serio para lograr un mundo más seguro por garantizar los materiales nucleares vulnerables.

Corea del sur va a tomar el relevo y celebrar el próximo Cumbre de Seguridad Nuclear en Seúl desde el 26 de marzo hasta el 27 de marzo el próximo año. Se refleja la elevada posición internacional de Corea y la creciente confianza de la comunidad internacional en las actividades nucleares pacíficas de Corea.

En esta Cumbre, que va a ser la más grande celebrada en Corea, participarán más países que los que habían participado en la Cumbre anterior. El interés creciente demuestra que hay una conciencia global significativa y la comprensión de la gravedad de este problema.

Como la principal cumbre de seguridad, la Cumbre en Seúl conlidará la mayor voluntad política de los líderes de todo el mundo y dará un paso importante en el logro de un mundo libre de terrorismo nuclear.

Al fomentar la cooperación sustancial entre ambos signatarios del Tratado de No Proliferación (TNP) y los no del TNP, así como los estados con armas nucleares y no nucleares, contribuirá al fomentar la confianza de los esfuerzos de no proliferación nuclear y el desarme.

Específicamente, la Cumbre de Seúl avanzará la visión y los compromisos hechos en la Cumbre anterior como establecidos en el “Comunicado de Washington” y el Plan de Trabajo consistiendo de 50 medidas específicas para cooperación en 11 campos.

Estos incluyen: la reducción al mínimo del uranio altamente enriquecido, la ratificación de los acuerdos internacionales como la modificada Convención sobre la protección física de los materiales nucleares y la Convención Internacional para la Supresión de Actos de Terrorismo Nuclear,y el establecimiento de Centros de Excelencia para ofrecer la capacitación pertinente.

Basándose en el trabajo de Washington, presentaremos nuevos objetivos y identificaremos medidas prácticas para lograrlos, como será establecido en el “Comunicado de Seúl.” Uno de los ejes será la interfaz y la sinergia de la seguridad nuclear, que se ha emergido aún más importante después del accidente nuclear de Fukushima en marzo.

Otro importante problema es el peligro del “terrorismo radiológico” que se utiliza “bombas sucias” que son más primitivas pero suficientemente devastadoras. Por esas discusiones, esperamos que la Cumbre de Seúl contribuyá a restorar y renovar nuestra confidencia en la energía nuclear en este renacimiento nuclear.

Como dijo Ban Ki-moon, Secretario General de la ONU, sólo un ataque terrorista nuclear podría llevar al mundo a cambios no deseados para siempre. Nos enfrentamos un problema de seguridad común – lo que necesita nuestra atención constante y acción inmediata. Debemos forjar una sólida alianza para servir a esta causa noble e invertir para evitar catástrofe en el futuro.

Además, con más de 50 líderes del mundo reunidos en Seúl para participar en las discusiones sobre las cuestiones nucleares fundamentales, la Cumbre también enviará un mensaje sobre la importancia vital de la paz y la estabilidad de la península de Corea y contribuirá como tal.

Kim Sung-hwan es el Ministro de Asuntos Exteriores y Comercio de Corea del Sur.

Fuente: Korea Times

http://www.seoulnss.go.kr/prepare/notice/notice_view.jsp?oCmd=6&b_code=5&idx=412&rnum=6&f_gubun=0

About jorgepaiz2011

Estoy interesado en Corea

Posted on December 29, 2011, in Uncategorized. Bookmark the permalink. Leave a comment.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: